TORTUGA y Corre con nosotras

CORRE CON NOSOTRAS es un club de atletismo formado en sus inicios por mujeres veteranas. A dia de hoy ya contamos con nuestras primeras compañeras senior. La filosofía de nuestro club es la de disfrutar, correr sin miedos ni complejos. Que la creación del club sirva para fomentar este deporte entre las mujeres, así como aumentar su participación en las carreras populares. Desde el momento en que nos ponemos el dorsal ya hemos ganado, no importa el tiempo ni el puesto. Nos gusta correr.

Muchas veces lo que cuesta no es correr, es buscar ese momento para nosotras... y muchas veces lo tenemos delante nuestro y no lo vemos... hasta que estás enganchada a correr y ya no te sientes mal por disfrutar de tu tiempo, ya que hace que te sientas mejor contigo misma y mejor madre cuando llegas sudando a casa, porque sonríes a tu pareja de otra manera al entrar por la puerta...porque te sientes importante... te has encontrado a ti misma durante el ejercicio...

Me encantan las carreras populares, ir con mis hijos, quienes también participan ya, animar a mi marido y amigos, tanto me gustó el ambiente que decidí participar yo también en ellas. Yo siempre gano cuando corro. Gano un montón de cosas...



logo

logo

jueves, 26 de noviembre de 2009

El blog de Tortuga. Por YOLANDA VÁZQUEZ MAZARIEGO

Hace unos meses un correo llegó a mi bandeja con la historia de unas asturianas que habían creado un club de corredoras en Oviedo, Carmen Remón o Tortuga, me contaba que habían contactado conmigo a través de los chicos de 'La Carrera de La Mujer' en Gijón, y querían contarme un poco su historia y cómo vivían el atletismo desde su visión femenina.

Tortuga empezó a correr a una edad en que las mujeres de esta época aún estamos jóvenes de cuerpo pero con el trabajo, los niños, las obligaciones y a veces la falta de apoyo, nos hacen sentirnos muy mayores. Corriendo encontró un ejercicio que la hacía disfrutar. Antes, ir a las carreras a animar al marido con los niños era un plan, más o menos divertido, pero ahora podía empezar a participar en carreras populares y disfrutar sin presión, había empezado a vivir el atletismo y nada mejor que transmitirlo para encontrar más mujeres con las que entrenar e ir a las carreras. Así fue animando a correr a varias chicas y poco a poco se juntaron un grupo de mujeres que disfrutaban saliendo a correr.

Me gustó su frescura, sus ganas de hacer cosas y su motivación. La historia quedó en un par de correos con el típico: 'a ver si algún día vienes a vernos al Norte y corremos...' pero hace unos días me llegó de nuevo un correo de Carmen con un nuevo proyecto: empezaba un blog 'Corre con nosotras', un espacio donde poder dar salida a las aventuras del club de mujeres y estar al día con las historias de cada día.

Lo que yo no sabía es que contaba conmigo para darle la entrada a su blog, todo un orgullo pero también un poquito de vergüenza para mi. Un reto al que no podía decir que no, así que ahí van mis palabras:

'Los que me conocéis por mis artículos en las revistas y la web Sport Life y Runner´s World sabéis que llevo muchos años luchando porque las mujeres populares tengamos un hueco como deportistas. Ya era hora y hacía mucha falta dar vida a las mujeres para que nos pusiéramos a las zapatillas y pudiéramos hacer deporte a nuestra manera. Yo tengo mucha lata para dar y aunque me costó trabajo convencer a la redacción para que hubiera páginas de mujer en una revista de deporte, lo conseguí y poco a poco yo iba dando la tabarra con la idea de hacer una carrera sólo para mujeres.
En el 2004 mi idea se hizo realidad, la primera 'Carrera de la Mujer' se hizo en Madrid y aún recuerdo cuando antes de empezar con las inscripciones mis compañeros de redacción me decían si sería capaz de convencer a mis amigas para llegar a 100 corredoras, pero no sólo llegamos a 100, hicimos casi 5.000 mujeres y creamos un evento que en el 2009 ha llegado a mover 15.000 mujeres en una sola carrera en Madrid, y un total de 47.800 mujeres en toda España que en 8 ciudades se han unido para correr y participar en un evento solidario y donar dinero para el cáncer de mama.

¿Quién lo iba a decir hace 10 años? 10 años son los que llevo corriendo y cuando empecé estaba sola en el parque, me cruzaba con grupos de hombres, y casi siempre entrenaba con chicos, pero ahora hay horas en las que hay más mujeres que hombres corriendo, y en las carreras populares hemos dejado de ser minoría ¡Chicas estamos cambiando el atletismo!

Las emprendedoras como Tortuga son mis heroínas, mujeres que empiezan a correr adultas, con responsabilidades y poco tiempo, pero con ganas de hacer deporte y disfrutar. La carrera es un deporte difícil para las mujeres, nadie nos enseñó a correr de pequeñas, cuando empezamos nos sentimos torpes, gordas y lentas, pero la fuerza de voluntad de una mujer puede con todo, poco a poco le vamos cogiendo el gusanillo y despacito, muy despacito, vamos haciendo un minuto más, un kilómetro más, una vuelta más.

A veces llegar a correr una hora supone un año de carrera, pero cuando conseguimos hacerlo, o cuando conseguimos correr nuestros primeros 10 kilómetros, ese día empezamos a pensar que somos corredoras de verdad, no importa nuestros tiempos, sólo importa salir, crear tu rutina y no perder el paso. Cuando llegamos a ese punto, descubrimos que la carrera se ha convertido en algo más, se ha convertido en un momento del día especial, un tiempo para nosotras, una hora para pensar en nuestras cosas, en nuestros problemas y dejar que las endorfinas encuentren soluciones para llegar a casa con una sonrisa y enfrentarse a la rutina del día con energía y sin los altibajos emocionales que nos provocan las hormonas y que nos crean la mala fama a las mujeres.

Correr con chicas es diferente, siempre que puedo corro por Cercedilla con un grupo de mujeres. Correr con ellas sin hablar es imposible, a eso le llamamos 'Terapia', esas carreras de montaña en las que las cuestas arriba se hacen cortas mientras repasamos la semana, se han convertido en algo imprescindible para nosotras. Lo curioso es que la vida de cada una no puede ser más diferente, somos mujeres que en apariencia no tenemos nada en común, pero todas amamos correr, y con los años, nos hemos convertido en grandes amigas, el running tiene eso y más, crea lazos especiales difíciles de romper.

Carmen, o Tortuga ha creado algo más, ha creado un club, un lugar para que las mujeres puedan sentirse arropadas, donde empezar a correr o entrenarse para alguna carrera sin perder de vista que aquí el ritmo se marca en femenino, sin competitividad masculina y con camaradería femenina.
Siempre digo que no hay mejor amigo que el que corre contigo, esa persona con la que compartes una hora de sudor y a veces lágrimas, pero más veces risas. Carmen ha creado un club de amigas donde correr es más que un deporte sano, y eso a mi me da mucha envidia sana ¡eso y los culines de sidra que se toman después de entrenar! y es que Asturias siempre será patria querida y estas chicas saben que la sidra es una fuente de vitaminas y minerales muy recomendable para la hidratación después del ejercicio.

Desde mi blog MARUJAS DEPORTIVAS deseo mucha suerte a esta tortuguita que va a llegar muy lejos, el mundo es pequeño cuando se marca el paso a ritmo lento pero seguro. ¡Carmen, tu si que vales!'