TORTUGA y Corre con nosotras

CORRE CON NOSOTRAS es un club de atletismo formado en sus inicios por mujeres veteranas. A dia de hoy ya contamos con nuestras primeras compañeras senior. La filosofía de nuestro club es la de disfrutar, correr sin miedos ni complejos. Que la creación del club sirva para fomentar este deporte entre las mujeres, así como aumentar su participación en las carreras populares. Desde el momento en que nos ponemos el dorsal ya hemos ganado, no importa el tiempo ni el puesto. Nos gusta correr.

Muchas veces lo que cuesta no es correr, es buscar ese momento para nosotras... y muchas veces lo tenemos delante nuestro y no lo vemos... hasta que estás enganchada a correr y ya no te sientes mal por disfrutar de tu tiempo, ya que hace que te sientas mejor contigo misma y mejor madre cuando llegas sudando a casa, porque sonríes a tu pareja de otra manera al entrar por la puerta...porque te sientes importante... te has encontrado a ti misma durante el ejercicio...

Me encantan las carreras populares, ir con mis hijos, quienes también participan ya, animar a mi marido y amigos, tanto me gustó el ambiente que decidí participar yo también en ellas. Yo siempre gano cuando corro. Gano un montón de cosas...



logo

logo

viernes, 7 de diciembre de 2012

MERECIÓ LA PENA!!!!!! B/SS 2012 Por MªJESÚS

Antes de empezar a contar mi experiencia en la media de Behobia, me gustaría resaltar mi alegría por pertenecer a CCN, creo que... ”SOMOS LAS MEJORES”, no lo digo por el aspecto deportivo, que también, sino por el factor humano del grupo que formamos.

Comienzo:
El viaje de ida fue normal, no pudimos salir pronto por tema de trabajo de mi marido pero... ye lo que hay.
A las 8 habíamos quedado en la recepción del Hotel con Dolores, Carolina, Carmen, Lizzi, Cos, Rosa y sus parejas, también estaban Mercedes y Juanma.

Tuvimos nuestro primer contacto para cambiar impresiones. Algunos nos fuimos al centro a tomarnos unos pinchos y cañas y seguir compartiendo ilusiones y expectativas de la carrera, junto con Belen R. su hermana y madre que no estaban hospedadas en nuestro hotel y habíamos quedado para vernos, aunque no mucho tiempo, ya que había que ir para la cama... se acercaba el gran día.

A las 7 h estábamos en pie, algo nerviosos, lo cual no impidió que mi marido y yo “forráramos” bien  para coger fuerzas; tomamos un taxi hasta el “Topo”, en éste fuimos igual que sardinas en lata, yo le iba metiendo la mandíbula por la espalda a un rapaz, dada mi estatura no es de extrañar... jijii, con lo que crecen hoy los neños…, pero felices por lo que nos esperaba.

Cuando llegamos a la parada para coger el autobús que nos llevaría al destino no os podéis imaginar como caía agua, como si fuera a terminase.

Al fin llegamos, entregamos las mochilas en los camiones que tienen organizados por números para tal fin, nos fuimos a tomar un té bien calentito pues a pesar de tener un chubasquero de esos de capa bien grande estábamos empapaos y helaos.

Y por fin!!!! Llegó la gran hora..., nerviosa, ansiosa... La verdad no se expresar las sensaciones cambiantes que sentía a cada segundo, pero sobretodo, un miedo tremendo a no tener fuerzas para terminarla... y ya el pistoletazo de salida.

Me deshice del chubasquero de capa a pesar de no cesar la lluvia ni un segundo, comencé a trotar, rodeada de un montón de gente, un poco mas adelante, corriendo poco a poco pero sin atropellos ni empujones y sobre todo dosificando las fuerzas. La gente animaba constantemente “Áaaanimo” ”Auuupa”

Con toda la emoción acumulada cuando me di cuenta llevaba corriendo 5 km y sin enterarme. A los 7 y después de hacer la subida más larga encontramos a la ”liebre” de las 2 horas y yo pensé… si voy muy bien a este ritmo puedo intentar ir mas rápido, y eso hice.

La gente seguía animando, es increíble como se involucran, daban trozos de plátanos, gajos de naranja, estiraban la mano para chocarla al pasar y no paraban de animar... cada poco agua y un par de veces bebida isotónica.

Cuando llegué al alto de Miracruz, la ultima subida en el km 17, me dije: “Soy muy grande, pero mucho!!!  Fui capaz de llegar aquí sin morir en el intento…”

La bajada estuvo llena de emociones tan fuertes… por la gente... por lo que llovía...  por el paisaje de esa playa tan preciosa que tienen… Mis pensamientos para la gente que con tanta ilusión se habían inscrito y por estar lesionadas no podían estar disfrutando como yo.“Va por ellas… pensé. “

A un km de meta cesó la lluvia, me quité el chubasquero (otro que llevaba, este pequeñín) y mira tú... apareció mi camiseta de “CORRECONNOSOTRAS” al lado de mi dorsal, y oyendo unas voces muy conocidas giré la cabeza, ahí tenía a mis compis Mercedes y Carmen animándonos como locas, las saludamos, levanté los brazos como una poseída y entré en la meta dando voces de alegría… de júbilo o de no sé que….

Y luego de la tempestad viene la calma no?? Pues allí en medio, por las emociones acumuladas, por el sufrimiento, por todo en general me entró una llorera… que no pude descargar para no asustar a mi marido, aunque mas tarde me enfadara con él por decir que “sino hubiera sido una cagada podría haber hecho un tiempo bastante mejor”, casi lo mato.

Mi objetivo era terminarla y si lo hacia en menos de dos horas me aplaudía con las orejas y lo conseguí que mas podía desear.

Que decir tiene que enseguida se arrepintió de haber dicho nada y ya no sabia como arreglarlo, así son los hombres, al menos el mío es tan competitivo que a veces es ofensivo.

El único inconveniente de este fin de semana la vuelta a casa, cuatro horas de coche sin parar de llover, había momentos que no veía nada, no sé si lo repetiré pero lo que sí estoy segura es que MERECIÓ LA PENA!!!!!!!!!

Mª JESÚS

2 comentarios:

  1. Eres genial Maria Jesús! Siempre sonriendo, dinámica, divertida...me encanta estar juntas en CCN!! Besazos campeona!

    ResponderEliminar
  2. Me ha traido muy buenos recuerdos de esos días. Un gran fin de semana.Rosa.

    ResponderEliminar