TORTUGA y Corre con nosotras

CORRE CON NOSOTRAS es un club de atletismo formado en sus inicios por mujeres veteranas. A dia de hoy ya contamos con nuestras primeras compañeras senior. La filosofía de nuestro club es la de disfrutar, correr sin miedos ni complejos. Que la creación del club sirva para fomentar este deporte entre las mujeres, así como aumentar su participación en las carreras populares. Desde el momento en que nos ponemos el dorsal ya hemos ganado, no importa el tiempo ni el puesto. Nos gusta correr.

Muchas veces lo que cuesta no es correr, es buscar ese momento para nosotras... y muchas veces lo tenemos delante nuestro y no lo vemos... hasta que estás enganchada a correr y ya no te sientes mal por disfrutar de tu tiempo, ya que hace que te sientas mejor contigo misma y mejor madre cuando llegas sudando a casa, porque sonríes a tu pareja de otra manera al entrar por la puerta...porque te sientes importante... te has encontrado a ti misma durante el ejercicio...

Me encantan las carreras populares, ir con mis hijos, quienes también participan ya, animar a mi marido y amigos, tanto me gustó el ambiente que decidí participar yo también en ellas. Yo siempre gano cuando corro. Gano un montón de cosas...



logo

logo

miércoles, 30 de mayo de 2012

FOTOS MEDIA MARATÓN RUTA DE LA RECONQUISTA 2012


Cosa rara, jijiji... coincidimos en el baño y aprovechamos para hacer una foto de recuerdo. Juani, Luz, Ana, Belén, Pili... cada una representando a sus colores. Pero todas juntas formamos una gran familia en el mundo de las carreras populares, motivándonos, animándonos y acompañándonos unas a otras mientras salimos a trotar, a entrenar y también cuando lo que queremos es ir arañando segundos al crono en las carreras. No estamos todas, pero esta foto representa lo bonito que es este mundo del correr. El resto de las fotos AQUÍ.

miércoles, 23 de mayo de 2012

RETO TORTUGA 2012: B/SS 48

Sí, sí, sí!!! Hoy se abrían las inscripciones. A las 14.30 mi resera de dorsal se ha realizado correctamente. Tengo que formalizar mi inscripción a partir del 30 de mayo. Qué nervios!!! Ya tengo habitación reservada desde hace un mes, ya tengo dorsal... ahora sólo me falta correr 20km!!! Ya voy por 10... jajaja.... De momento 12 compis de correconnosotras estaremos allí. Nos quedan cinco meses y medio de dudas y nervios, sobre todo a las que nunca antes hemos corrido tantos kilómetros seguidos, pero como siempre, juntas lo lograremos. Me encanta tener un reto de nuevo en mente.

domingo, 20 de mayo de 2012

QUEDADA CON JUANÍN. Por BEGOÑA R.

Hoy tuvimos la suerte de presumir de los hermosos lugares que tenemos en Villaviciosa para correr. 

Buenos amigos de la Familia Fernández Llames, de toda Asturias, fuimos invitados a lo que coloquialmente se bautizó como "Quedada con Juanín". Consistió en un entrenamiento, que partió del parque del Pelambre hasta la Barquerina, enlazado con el paseo de río Linares hasta el puente se San Juan y retorno por La Alameda para terminar de nuevo en el Pelambre, en total 7500 m .

Durante los primeros kilómetros, su guía fue su prima Isabel Maujo, rememorando la primera carrera en la que participó y que también ella le acompañó, sin embargo a lo largo del recorrido fueron varios los que no quisieron perderse de disfrutar con él este gran deporte que nos une.

Juan conocido por todos los corredores Asturianos, es el único atleta popular invidente total y el único con dos discapacidades que participa asiduamente en carreras populares de Asturias, aunque también ha participado en otras comunidades, llevando el nombre de Villaviciosa con grandísimo orgullo por donde quiera que va.


Tras la carrera tuvo lugar una comida informal en la que participaron varios bares y restaurantes de las inmediaciones de Pelambre donde pudimos disfrutar de buena compañía, rica comida y unos culetes de sidra. No se puede pedir más!!!
Fotos AQUÍ.

viernes, 18 de mayo de 2012

jueves, 17 de mayo de 2012

TRANSVULCANIA, UN RETO ENTRE VOLCANES. Por MARTA

Hace un año conocí la existencia de esta carrera. Un ultramaratón de 83 kms en la isla de La Palma.Supe entonces que sería uno de mis grandes retos para el 2012.

En febrero comienzo la preparación específica para ello, aunque mis dos maratones de montaña del verano ya iban encaminadas a su preparación.

Entrenar un ultra requiere mucho tiempo, y también el apoyo de los que te rodean. Hay días muy duros y hay que tener claro lo que se quiere hacer. Yo sólo soñaba con cruzar ese arco de meta. Estudié todo el perfil, y el tipo de terreno. No soy corredora de montaña, y a mi todo ésto se me queda muy grande, pero voy improvisando a base de constancia y disciplina.

Llegamos a La Palma de jueves, dan ola de calor para la carrera . Viajo con la familia, así que intento no saturarlos con el reto, jueves y viernes por la mañana nos dedicamos al relax isleño. Por la tarde recogida de dorsal y presentación de la carrera. Empieza la locura, encuentro con mis compis del reto Oxígeno, con Elena Moro, directora de la revista Oxígeno, con Depa y con grandes corredores como Kilian Jornet o Iker Karrera.
La adrenalina a tope, qué nervios, qué ganas. La vista de la llegada de la carrera me emociona, he visto estas imágenes en mi ordenador durante semanas, y ahora estamos aquí. Por la noche preparo las cosas necesarias, todo lo que pueda necesitar en carrera, va todo calculado. Apenas duermo 3 horas, estoy agitada, quiero empezar el reto ya.
Por la mañana, terrible madrugón, la carrera es a las 6, así que los desayunos son a las 3. La Transvulcania es el gran evento deportivo de la isla, todo allí gira en torno a la carrera, así que todos los hoteles tienen alojados a corredores y por tanto todos los horarios ajustados a las horas de la carrera. Es increíble la que se monta en la isla en 3 ó 4 días.

Ya en la salida, y aún de noche, se produce el encuentro con los corredores amigos. Hay una buena representación asturiana. Me dicen que pretenden hacer la carrera en un horario que se ajusta al mío, así que encantada me uno al grupo. Se que será muy difícil correr mucho tiempo con ellos, en este tipo de carreras cada cual lleva su ritmo, y regula o se lanza en función de sus posibilidades.
Comienza la carrera en el faro de Fuencaliente, a nivel del mar, y en 19 kms hay que subir 2000 metros. En esta subida ya pierdo a mis compañeros, después de unos 8 ó 9 kms, así que toca seguir en solitario.

Soy un poco Robinson, si de algo he disfrutado muchísimo  es de la gran cantidad de kms hechos en solitario, kms de subida durísima entre mis piernas y yo. Es mi reto, mi batalla personal, momentos geniales donde miles de cosas pasan por tu cabeza, todas ellas gratificantes. En el km 26 tendré el primer encuentro con mi familia y su logística de apoyo. Sin su ayuda, todas mis locuras serían mucho más difíciles, es increíble como se vuelcan en mi ayuda.

Sigo mi carrera en solitario hacia el Roque de los muchachos a 2400 metros. Hace mucho viento, pero ayuda a mitigar el calor. Hasta el km 57 me encontré genial, mis entrenos me permiten hacer una carrera cómoda, llena de buenas sensaciones. A partir de aquí , comienza la bajada.

No soy corredora de montaña y apenas entreno por ella, así que cuando veo el tipo de terreno por el hay que bajar, sé que me va a tocar ir despacio perdiendo mucho tiempo. Tengo claro que no me importa , que no quiero caerme, ni lesionarme, ni hacer nada que me impida esa entrada en meta. Es la parte más pesada de la carrera, me siento torpe, el calor le está dando de lo lindo , más de 30 grados y nada de viento. Quiero correr, pero ni sé ni puedo por estos terrenos. Algunos compañeros ya van muy tocados, algunos agonizan en las camillas de los avituallamientos, un chico tirado en el suelo espera ser recogido por el helicóptero.

Despacio Marta, despacio, hay que llegar . Los últimos 10 kms no son para aficionados, o te sabes mover o lo llevas crudo. Así que por momentos tardo incluso 45 minutos en hacer 2 kms. Soy como Chiquito de la Calzada caminando por aquí, mis pies tienes ampollas y ésto está apestado de piedras imposibles en bajada o subidas de 400 metros de desnivel. El calor es asfixiante  y psicológicamente me vengo abajo.

Finalmente llegamos a los Llanos de Aridane. Un kilómetro por asfalto y a meta , he visto la luz, si voy hasta adelantando corredores. Entrada a la alfombra roja y Depa que grita mi nombre, estoy eufórica, he llegado, voy a entrar. Y claro que entro, menuda entrada, Depa ha sido tan generoso que me ha hecho un recibimiento de élite, pero mis compañeros asturianos no se quedan atrás y salen a recibirme, y me abrazan. Estoy cansada , pero abrumada y feliz.
Han sido semanas muy duras de entreno, muchas dudas y miedos pero ha merecido la pena. Mi reto personal se ha cumplido.

Muchísimas gracias a tanto apoyo, a tanto amigo que cree en mis posibilidades mucho más que yo. Es un lujo la gente increíble que me he encontrado en el camino desde que empecé a correr.

Escribo esta crónica en el avión de vuelta a casa. El avión va lleno de corredores con sus camisetas, de la carrera o de finisher. Parecemos un gran equipo, todos uniformados y con la piel quemada por el sol. Físicamente me encuentro bien, no hay sobrecargas, ni lesiones. En breve volveremos a rodar, a soñar que podemos, a disfrutar con este deporte de locos que tanto nos gusta.

Mi tiempo 13 horas y treinta y un minutos. En el puesto 286 de 562 llegados a meta, de 800 inscritos. En categoría femenina puesto número 20 y 5º veterana.

Más información de la prueba y fotos AQUÍ

martes, 8 de mayo de 2012

FELICIDAD Y ALEGRÍA DESPUÉS DE MI PRIMERA MEDIA MARATÓN. Por COS

Yo no sé muy bien cómo se habrá sentido el ganador de la media maratón de Gijón (seguro que algo fatigado…je, je) pero os aseguro que yo sentí tanta felicidad como si hubiese entrado la primera!

Ha sido una felicidad de las que molan, no momentánea y efímera, sino de esas que sigues saboreando aunque vayan pasado los días, y sigues con ella en la cabeza y en el alma…

Así estoy yo desde el sábado pasado, rememorando cada sensación, cada metro, contándoselo a todo el mundo (mis alumnos me decían perplejos: “Y no paraste en todo el camino a tomar nada?”… no se sí referían a una cerveza o a un poco de clembuterol…).

Me siento especial, plena, orgullosa…y es genial porque éstos no suelen ser adjetivos que me acompañen en mi día a día, normalmente estoy quemada, agobiada, estresada…Siempre estoy corriendo, pero no como el sábado, sino contra el reloj, los horarios, las obligaciones…Uff.

Yo no he hecho nunca mucho deporte, nunca me ha gustado mucho esto del esfuerzo y la voluntad. Pero sin saber muy bien por qué hace un año me apunté a la carrera de la mujer (5km en los que creí reventar!),pero ahí se me activó un clic que me ha llevado hasta correr 21 km!! Suena genial, y todo lo que implica es aún mejor!

Implica por ejemplo que he sido capaz de sacar un par de ratines a la semana para escaparme a correr. Tengo dos peques de 6 y 3 años y llevo hipotecada a ellos todos estos años, la maternidad es maravillosa, pero también difícil, árida, terrible…pero si además uno de tus peques tiene dificultades el camino es de otro color diferente (a veces muy negro y otras de un color tan hermoso que sólo lo conocemos unos pocos) Os cuento esto para que entendáis lo culpable y egoísta que me sentía cada vez que pensaba en irme a correr, sentía a mis ancestros femeninos acusándome y gritándome desde el más allá: “Mala madre!”
Pero rápidamente aprendí a mandar al carajo a esos fantasmas, qué gozada cuando me pongo las zapatillas, cierro la puerta de casa, me enchufo el ipod y pienso: “Ahí os quedais! Ahora me toca a mí!”
Y con lo que yo no contaba es que además correr me hace sentir mejor madre y mejor persona, porque me cuido, porque me valoro, porque me gusto más, porque veo mis progresos, porque mientras corro tengo tiempo para ordenar ideas y sentimientos…porque cuando vuelvo a entrar en casa digo entusiasmada: “Ya estoy aquí!!”

Los días antes de correr la media maratón me repetía: “Cuando me fallen las fuerzas voy a pensar en ellos, en mis peques, en mis padres, en los que me quieren y apoyan…” pero no fue así, pensé en mí misma, la carrera me hizo encontrarme conmigo y olvidarme un poco de los demás, buena lección para el resto de los días en los que las carreras son de otro calibre…

El objetivo era acabar, iba sin ningún tipo de presión ni obligación, ni de hacer tiempo, ni de ir a tantos km/h, ni nada de nada… y así libre de obligaciones gocé con cada metro y cada tramo, porque se trataba de disfrutar y de dejarse llevar…

Y nuevamente me vi reflejada en mi vida diaria, siempre pendiente de lavadora, niños, compra, trabajo, orden, limpieza… teniendo que cumplir una larga lista de objetivos, apretando más y más el ritmo de la carrera diaria aunque note que estoy cansada o que me empiezan a fallar las fuerzas… Nueva lección (se nota que soy profe verdad?): olvidarse de tantas preocupaciones y pijadas, aflojar un poco el ritmo, no correr contra una misma, da igual que llueva a cántaros como el sábado o que sean muchas las dificultades, simplemente avanzar.

Y por último agradecimientos. El sábado éramos 1500 chiflados corriendo por Gijón, nadie solo, todos  acompañándonos y animándonos. Nada de lo que aquí escribo sería posible sin unas cuantas personas a las que quiero nombrar y agradecer todo su apoyo y ayuda.

Para empezar a mi madre, hermana, suegros…que se han quedado con los peques cuando he ido a entrenar o a alguna carrera, siempre sin reproches ni cuestionar absolutamente nada, aguantando a “mis fieras” con paciencia y amor infinitos.

A Rosa, mi amiga-hermana del alma, que fue quien me inició en esto de correr y que ha corrido a mi lado en los tramos más difíciles de lo que llevo de vida, que siempre me hace sentir fuerte, especial y valerosa.

A Begoña, a la que conocí el mismo día de la carrera y que como yo se estrenaba en su primera media maratón. Desde el primer instante ya la sentía compañera y su frase antes de salir: “¡Con dos cojones!”, me acompañó grabada a fuego durante los 21 km.

A mis compañeras de correconnosotras, por todos vuestros mensajes de ánimo y felicitaciones, os aseguro que sentí vuestra fuerza y energía empujándome. Y en especial a las que estabais de voluntarias, gritando mi nombre bajo el frío y la lluvia, cuando os vi a lo lejos empecé a chillar como una loca: “Esas son mis chicas!! Esas son mis chicas!” y sentí ganas de parar a abrazaros…no sabéis cuánto bien me hicisteis!

Carmen gracias por el abrazo inmenso que me diste al cruzar la meta, lo veo una y otra vez en el video y me sigue emocionando. Gracias por tu dedicación y entrega absolutas al club, por tu tiempo, por tu entusiasmo…

Y por último, dije que iba a correr como si Brad Pitt me estuviera esperando en la meta, pero fue mucho mejor que eso, porque tuve a Rafa a mi lado todo el tiempo, porque entré de su mano, porque me aguanta mis neuras tanto corriendo como cada día, porque me anima, porque cree en mí mucho más que yo misma, por todos estos años cruzando juntos diferentes metas.
Y ésta es mi crónica. La primera, pero no la última!
Hasta pronto!
COS.